Historia de Casa de los Dulces Sueños

El Sr. Agustín Reynoso revive esta casa del siglo XVIII., edificada por orden de Fray Bartolomé de las Casas, del cual toma su nombre la misma calle.

A escasos metros de la magnífica iglesia de San Francisco en pleno centro histórico de la bella ciudad de Morelia, se encuentra esta hermosa casa que fue construida en su totalidad de adobe y cantera, la cual ha sido reconstruida para embellecerla integrando al diseño original de su antigua construcción un segundo patio.

Hoy en día es reconocida como monumento histórico y en su fachada actualmente alberga de cantera el número 2 que indica que es la segunda casa construida en la calle de Bartolomé de las casas.

Hotel Casa de los dulces Sueños

Sus gruesas paredes de cantera con adobe lucen magnificas por mas de 300 años, los techos se sostienen con vigas y tejamanil, sus tres balcones y puerta principal que dan a la calle de Bartolomé ofrecen sendos marcos de cantera totalmente labrados a mano al igual que al interior del patio principal que aun conserva su viejo estilo original.

Luz Maria Cortes Reynoso hija mayor instala en esta casa el primer Colegio Nóbel. Con la ayuda de Carmelita su hermana menor, ambas muy religiosas, impartían la doctrina en ese entonces y preparaban a los niños del barrio para su primera comunión. Actualmente quienes conocieron a la familia Reynoso reafirman que era una familia muy respetada, querida y apreciada en esta bella ciudad de Morelia.

Actualmente Casa de los Dulces Sueños esta catalogada como Patrimonio de la Humanidad y nos brinda y da la oportunidad de hospedarnos en sus nueve hermosas habitaciones y la satisfacción de tocar y sentir su pasado.